El presidente de la Federación del SNI, Santos Francisco Hernández Aguilar, deploró el abandono de los líderes sindicales ante la muerte del obrero por Covid-19.

Indigna al SNI indiferencia de los líderes sindicales por muerte de obrero

 

                                               Por Javier Claudio

 

Ante los hechos ocurridos la madrugada de miércoles, donde un obrero perdió la vida por Covid-19 afuera del Hospital General, el secretario general de la Federación del Sindicato Nacional (SNI) de Infraestructura en el estado, Santos Francisco Hernández Aguilar, fustigó la acción de abandono por parte de los líderes sindicales.

Al manifestar su consternación por los lamentables hechos, aseguró que se mantendrá a la expectativa, dispuesto a ofrecer asesoría jurídica a los familiares, en caso de que deseen interponer una denuncia por negligencia.

El lamentable hecho fue en la persona de Benjamín Serrano Martínez, de 53 años de edad, vecino del fraccionamiento Villas de Sanmiguel, trabajador de la empresa Rheem, quien después de cumplir un período de incapacidad por accidente de trabajo, se incorporó a la fábrica en donde adquirió el virus y ante la falta de atención médica adecuada tanto en el IMSS como en el Hospital General, perdió la vida.

“Es verdaderamente lamentable que se siga dando este tipo de situaciones, en que los representantes sindicales abandonan a sus representados cuando más los necesitan, tengo entendido que este trabajador anduvo urgido de una atención médica y nadie estuvo ahí para auxiliarlo, lo dejaron a su suerte”, manifestó con indignación Hernández Aguilar.

–ABANDONO DE SUS LÍDERES SINDICALES–

De acuerdo a las declaraciones en video de la señora Alma Rosa Hernández de Serrano, fue el pasado sábado, 17 de junio, cuando llevó a su esposo a consultar a la clínica del IMSS conocida como “de la Bandera”, en donde el guardia de seguridad, al parecer bajo los influjos del alcohol, les negó la entrada y decidieron aislarse en casa.

Sin embargo, este sábado el estado de salud de Benjamín empeoró y con el apoyo de un vecino decidieron acudir al Hospital General alrededor de las 5:30 de la mañana, en donde un paramédico lo atendió, pero ya era tarde, porque el paciente había fallecido.

“Estamos seguros de que si algún representante sindical lo hubiese acompañado, las cosas serían diferentes, pero hasta donde tenemos conocimiento nadie se interesó por él y ahí están las consecuencias”, agregó el líder estatal del SNI.

“Aquí lo que podemos precisar es que los representantes sindicales están obligados a garantizar la salud de los trabajadores, pero tristemente nos damos cuenta que a los obreros sólo los usan para las cuotas sindicales y por eso nosotros vamos a estar siempre dispuestos para defender a la clase laboral y ofrecerles la asesoría jurídica que necesiten”, concluyó Hernández Aguilar.