Cada estadio deberá diseñar un protocolo para la reapertura de los estadios en la Liga MX. El director general de promoción de la salud, Ricardo Cortés, señaló que en el contexto de la nueva normalidad ante la pandemia del coronavirus, señaló que no se descarta de que en el Apertura 2020 los aficionados puedan regresar a los estadios.

“Los aficionados podrán regresar a los estadios en México hasta el semáforo amarillo y analizamos que sean en un 50 % de su capacidad, pero esto será hasta que tengamos un protocolo diseñado por estadio”, aseguró el funcionario a la agencia Efe. En ese sentido, señaló que lo fundamental será que se mantengan las medidas de sana distancia y lavado de manos constantes.

“Lo más importante será contar con agua y jabón siempre disponibles para lavarse constantemente las manos, hacer filas con distancia y, sobre todo, independientemente que ya tengas un boleto para algún partido, si ese día tienes síntomas de la COVID-19, no asistir al espectáculo” declaró Cortés.

Por otra parte, señaló que en las gradas tendrá que haber por lo menos un asiento de distancia entre aficionados. Además, antes y después de cada partido tendrá que hacerse una limpieza con agua y jabón de todas las instalaciones. Por otra parte, Cortés mencionó que en espacios abiertos como los estadios el riesgo de contagio es menor, pero ello no implica que las medidas puedan reducirse.

“Otra cosa que cambiará es el servicio de alimentos y bebidas. Los trabajadores deben contar con tapabocas y gorro en el pelo, además de priorizar el pago con tarjeta. En caso de que se pague con efectivo, el vendedor deberá realizar higiene de manos”. Además, recomendó que se limite a las aficiones visitantes para que no hagan el viaje.

“El número de los integrantes de las barras que acudan a los estadios se debe reducir al 50 o 25 por ciento para que estén separados” y finalizó que hasta que el estado se encuentre en semáforo verde, no se permitirá el acceso al cien por ciento. Por el momento ningún club ha empezado con el diseño de sus protocolos, además que ningún estado se encuentra en semáforo amarillo.